Bella Swan




Bella Swan es la protagonista de la saga Crepúsculo escrita por Stephenie Meyer. Las cuatro novelas que componen esta saga son narradas principalmente por ella y cuentan la historia de su peligroso amor con el vampiro Edward Cullen. A continuación conoceremos algunos aspectos de este personaje.


Bella es una joven adolescente. En la primera novela tiene 17 años, mientras que en el resto de los libros ya cuenta con 18. Su piel es pálida y sus ojos son de color marrón chocolate. Su pelo es marrón oscuro.

En los libros se dice que su cara tiene forma de corazón, pero el resto de su apariencia no es descrito ya que la autora quiso que quedara abierto a la interpretación del lector.

En su personalidad es comprensible, afectuosa, seria, tímida e inteligente. Tiene un sentido del humor bastante seco y algunas veces es torpe. Bella está decidida en querer transformarse en vampiro.

El libro cuenta que Bella tiene una mente muy privada, y que esta es la razón por la cual Edward no puede ver sus pensamientos.

La historia comienza cuando Bella se muda a la casa de su padre en la oscura y lluviosa ciudad de Forks. Es allí donde conoce a la misteriosa familia Cullen y se enamora profundamente de Edward, hecho que da comienzo a toda una serie de situaciones.

En las películas, Bella Swan es interpretada por Kristen Stewart, una actriz que supo darle vida al personaje.