Emmett Cullen



Emmett McCarthy Cullen es un personaje de la saga Crepúsculo escrita por Stephenie Meyer. Pasó a ser parte de los Cullen por medio de Rosalie Hale. En este artículo conoceremos su historia personal y sus características.



En 1935, Emmett estaba cazando en las montañas de Tennessee cuando fue atacado por un oso. A punto de morir, Rosalie lo encontró y lo llevó con Carlisle para que lo salvara. Fue así como, a la edad de 20 años, Emmett fue transformado en vampiro.

Una vez pasado el dolor de la transformación, Rosalie y Carlisle le explicaron la situación, y, para su sorpresa, el hecho de ser un vampiro no le molestó. En un principio Emmett tuvo problemas para adaptarse a las reglas de los Cullen, llegando a beber sangre humana en varias ocasiones.

Emmett describe su experiencia diciendo que fue salvado por un ángel enviado por Dios. En Eclipse, Rosalie confiesa a Bella que salvó a Emmett debido a su inocencia y a los hoyuelos en las mejillas que le recordaron al hijo de su mejor amiga.

Rosalie y Emmett están casados. Emmett haría cualquier cosa por la felicidad de Rosalie, a quien le gusta ser el centro de atención. Es por eso que se casaron varias veces y siempre vuelven a hacerlo cada cierta cantidad de años. La pareja vive un poco apartada de los demás personajes de la novela.

Emmett es descrito como pálido y de una belleza extraordinaria, al igual que los otros Cullen. Tiene cabellos oscuros y algo ondulados, ojos dorados y los hoyuelos que tanto le gustan a Rosalie. Es alto, midiendo aproximadamente 1,95 metros.

Aunque todos los Cullen tienen una fuerza sobrehumana, Emmett los sobrepasa sin problemas. Se dice que su estilo de caza se parece al de los osos.