Rosalie Hale



En la saga Crepúsculo, Lilian Rosalie Hale es una de las hijas adoptivas de la familia Cullen, y esposa de Emmett. En este artículo conoceremos los detalles de su transformación en vampiro.



Rosalie nació en una familia de clase media en Nueva York en 1915, siendo hija de un banquero.

Estando en su adolescencia, se comprometió con un joven adinerado llamado Royce King II. Una noche, mientras caminaba, su novio y sus amigos la violaron y se fueron dándola por muerta. Fue entonces que la encontró Carlisle y decidió salvarla. Así es como Rosalie, a los 18 años, pasó a ser un vampiro.

Tres días después de la transformación fue a buscar a sus violadores y los asesinó, pero sin beber su sangre. Desde ese entonces no volvió a matar a nadie.

En 1935, Emmett estaba cazando en las montañas de Tennessee cuando fue atacado por un oso. A punto de morir, Rosalie lo encontró y lo llevó con Carlisle para que lo salvara. En Eclipse, Rosalie confiesa a Bella que rescató a Emmett debido a su inocencia y a los hoyuelos en las mejillas que le recordaron al hijo de su mejor amiga.

Rosalie y Emmett están casados. Emmett haría cualquier cosa por la felicidad de Rosalie, a quien le gusta ser el centro de atención. Es por eso que se casaron varias veces y siempre vuelven a hacerlo cada cierta cantidad de años. La pareja vive un poco apartada de los demás personajes de la novela.

Rosalie es alta, de pelo largo y muy rubio. Su piel es blanca como el mármol y su rostro es de una belleza extraordinaria. A menudo es descrita como la persona más linda del mundo, incluso entre los vampiros.

Rosalie es la única Cullen a la que no le agrada Bella, a la que envidia por ser humana. En las adaptaciones cinematográficas es representada por Nikki Reed.